CULTORA DE BELLEZA
     

     El objetivo principal de una Cultora de Belleza es ofrecer servicios de cuidado y embellecimiento con tratamientos o trabajos adecuados para cada persona.

    El lugar de trabajo debe ser cómodo, con armonía, pulcritud e higiene.

   La Estilista debe  tener tanto el dominio teórico de la profesión como el práctico, además, es imprescindible contar con las siguientes cualidades:

  • Presentación agradable

  • Amabilidad y corrección en el trato y eficiencia en el trabajo.

  • Cultura general lo mas amplia posible

  • Hablar uno o varios idiomas

      PRESENTACIÓN AGRADABLE:

      Debe cuidar su higiene personal al máximo. Es evidente que sea así,, puesto que quien da belleza no puede ofrecer un aspecto desaseado y, menos olores desagradables.

    Se debe cuidar el aspecto físico, por lo que se refiere a peinado, maquillaje y cuidado de las manos.

    La confianza que la (el) clienta (e) debe depositar en la estilista dependerá del primer contacto que con ella tenga.